Anterior

ⓘ Sabur al-Amirí. Abu Muhammad Abdallah ben Muhammad el-Sapurl al-Saqlabi, más conocido como Sabur o Sapor, fue el primer rey del Reino Taifa de Badajoz. ..




                                     

ⓘ Sabur al-Amirí

Abu Muhammad Abdallah ben Muhammad el-Sapurl al-Saqlabi, más conocido como Sabur o Sapor, fue el primer rey del Reino Taifa de Badajoz.

                                     

1. Primeros años

Sabur, prisionero de origen eslavo, fue un liberto, que como otros de su clase ocupó puestos de responsabilidad durante el Califato Omeya. Durante su juventud fue paje de Faiq, un influyente oficial del califa Al-Hakam II, y acabó siendo camarero del propio califa, y gobernador de Badajoz y su comarca. ​

Cuando Almanzor accede al poder, Sabur incrementa su poder sobre la marca fronteriza del Algarve y las fortalezas orientales al oeste de Badajoz, a donde traslada la capital desde Mérida. Sus dotes militares, su valor y el importante papel estratégico de su territorio como base de aprovisionamiento en las razzias de Almanzor contra los cristianos, hacen que su poder y prestigio vayan creciendo.

                                     

2. Emirato independiente

Tras la muerte de Almanzor en 1002, se inicia un proceso convulso en el califato omeya que finaliza con su descomposición en pequeños reinos, a medida que los gobernadores se van independizando. Se ignora la fecha exacta en que el reino de Badajoz se declara independiente, pero cuando se inicia la revolución cordobesa que pone fin la dictadura Amirí con el asesinato de Abderramán Sanchuelo, el 3 de marzo de 1009 en Armillat ​

                                     

3. Muerte y sucesión

Sabur fallece el 8 de abril de 1022. Tenía dos hijos, Abd al-Malik y Abd al-Aziz que eran menores de edad, por lo que Ibn Al-Aftas ocupa la regencia y mantiene el poder, de forma que los herederos se ven obligados a huir a Lisboa, donde crean la taifa de Lisboa y organizan una resistencia. Entonces Ibn Al-Aftas se proclama rey con el título de Al-Mansur, iniciando la Dinastía Aftasí y manda un ejército contra Lisboa que es derrotado. Sin embargo Abd al-Aziz muere poco después y Abd al-Malik desagrada tanto a los lisboetas que mandan una embajada secreta a Badajoz para acordar la entrega de la ciudad, obligándole a huir y refugiarse en Córdoba, donde residió hasta su muerte.

Los usuarios también buscaron:

...